El uso de mascarillas faciales en el contexto de la COVID-19

2020 / 05 / 11

La pandemia por la COVID-19, enfermedad del nuevo coronavirus, tuvo su inicio en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre del 2019. En nuestro país, se detectó al paciente cero el 6 de marzo en Lima. Ante la amenaza de contagio masivo, el Gobierno del Perú decretó el estado de emergencia y una orden de aislamiento social obligatorio (cuarentena) el 15 de marzo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que las dos rutas principales de transmisión del SARS-CoV-2, virus que produce esta enfermedad, son las gotas respiratorias y el contacto con ellas. Estas gotas respiratorias se generan cuando una persona infectada tose o estornuda. Por tanto, cualquier persona que esté en contacto cercano (a un metro de distancia o menos) con alguien que tenga síntomas respiratorios está en riesgo.

Actualmente, ante la escasez de las máscaras respiratorias diseñadas para bloquear entre el 95 % y 99 % de las partículas de aerosol (como aquellas de los tipos N95 y FFP2), en algunos países se recomienda el uso de las mascarillas de tela o “mascarillas no médicas”, como las llama la OMS. Aunque esta institución advierte que se desconoce su eficacia protectora para el portador, indica que ayuda a proteger a los demás si quien la usa es presintomático o asintomático (World Health Organization, 6 de abril de 2020).

Los médicos Joseph Vinetz y Naftali Kaminski, especialistas de Yale en Medicina, comentaron que el uso de mascarillas de tela es una práctica que ayuda a reducir cualquier transmisión que pueda ocurrir en público y a disminuir el intercambio de aire entre las personas. Asimismo, indicaron que su uso contribuye porque, con la mascarilla puesta, es menos probable que la persona se toque la cara (Katella, 2020).

¿Cómo debo utilizar adecuadamente una mascarilla facial de tela?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos publicaron algunas recomendaciones sobre el uso de estas mascarillas (Centers for Disease Control and Prevention, n. d.):

  • Deben ajustarse cómodamente a la cara.
  • Deben asegurarse con lazos o elásticos sobre las orejas.
  • Deben incluir múltiples capas de tejido.
  • Deben permitir la respiración sin restricciones.
  • Deben poder ser lavadas y secadas a máquina sin que se dañen o cambien su forma.

Por su parte, la OMS indica que las personas que atienden a alguien con sospecha de infección deben usar mascarilla; de igual forma, quienes presentan tos o estornudos. Al hacerlo, deben cubrirse la boca y la nariz y asegurarse de que no haya espacios entre su cara y la mascarilla. Sin embargo, la OMS también señala que esta medida solo será eficaz si se combina con el lavado frecuente de manos (con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón) y se respeta la distancia física respecto a otras personas.

Los pacientes infectados y el personal médico que los atiende deben usar solo las mascarillas quirúrgicas, como los respiradores N95 o FFP2, u otras que ofrezcan un mayor rango de protección ante la filtración de las gotas respiratorias. En el Perú, las especificaciones de las mascarillas quirúrgicas están contenidas en la NTP 329.200:2020.

Los expertos textiles recomiendan que las mascarillas de tela sean de preferencia blancas, pues eso ayudará a evitar cualquier reacción en la piel ocasionada por los químicos usados en los tintes. Además, no deberán tener capas de estampado, ya que reducen la respirabilidad de la tela. Algunas de estas mascarillas se ofrecen con acabados antimicrobiales y antibacteriales, pero deben someterse a pruebas especializadas antes de ser promocionadas y marcadas oficialmente como antivirales. El acabado antimicrobial no tiene efecto antivirus comprobado.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention. (n. d.). Coronavirus (COVID-19).

Katella, K. (9 de abril de 2020). Wait — Now I should wear a mask? Yale Medicine.

World Health Organization (6 de abril de 2020). Advice on the use of masks in the context of COVID-19.

Nota

Publicado originalmente en el Facebook del IDIC el 9 de mayo de 2020.

Deja un comentario