06 de Febrero de 2019

Ulima entregó bipedestadores a Clínica San Juan de Dios

El 1 de febrero, la Universidad de Lima entregó 30 bipedestadores infantiles a la Clínica San Juan de Dios en su sede de Lima, con los cuales los niños con bajo tono muscular podrán fortalecer sus piernas a través de una adecuada rehabilitación.

La delegación que hizo entrega de esta donación estuvo conformada por el ingeniero Jaime León Ferreyra, vicerrector de la Universidad de Lima; Bertha Díaz, decana de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura; Fabricio Paredes, director del Centro de Innovación Tecnológica (CIT); Eduardo Cieza de León, ingeniero mecánico y gestor de proyectos del CIT; y Elsie Bonilla, jefa de nuestra Oficina de Planificación. En la ceremonia también estuvieron presentes el hermano José Briceño, de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios; el doctor Luis Cabanillas, director médico de la Clínica sede Lima; y Claudia Uriarte, directora de la Fundación Teletón.

Este esfuerzo del Área de Responsabilidad Social de la Ulima conjuntamente con el CIT Fab Lab, en colaboración con el Centro de Estudios en Innovación Textil (Ceitex), nació hace un año cuando, a raíz de otro apoyo en el que se imprimieron férulas en la impresora 3D de la Universidad, se detectó esta necesidad de la Clínica y se buscó la manera de no solo donar estos aparatos, sino de mejorar su fabricación haciendo que sea más barata e igual de eficaz que los bipedestadores importados.

Luego de varias visitas para coordinar con los terapeutas especialistas en rehabilitación la fabricación de cuatro prototipos, finalmente se logró un aparato que cumpla con todos los requisitos establecidos. Así, se procedió a fabricar los 30 bipedestadores, casi íntegramente de madera, que pueden ser puestos en ángulos de 9 y 20 grados (los más utilizados en terapias de fortalecimiento muscular) y que cuentan con una mesa movible que puede ubicarse a un lado y al otro dependiendo de si el paciente se encuentra apoyado de forma frontal o de espaldas. El diseño con estos mecanismos tan sencillos como ingeniosos fue obra del profesor Eduardo Cieza y de Bari Osorio, y el corte, ensamblado y laqueado estuvo a cargo de César Marín, técnico mecánico CNC.

Al respecto, Fabricio Paredes dijo:

“Tenemos una tecnología avanzada dentro de la Universidad que nos permite atender una necesidad muy sencilla de la Clínica San Juan de Dios, que son estos bipedestadores”.

Por su parte, Claudia Uriarte señaló: 

“Estamos en coordinación con la Universidad de Lima desde hace más o menos un año. Estamos muy agradecidos por la entrega, el compromiso, el tiempo invertido. Si bien Lima es la sede más conocida, tenemos clínicas en Piura, Chiclayo, Arequipa, Cusco e Iquitos, por lo que se van ver beneficiados niños en todo el país”.

Según Eduardo Cieza, los bipedestadores entregados son un producto que, en término de costos, es casi 80 veces más barato que sus pares europeos. Una vez entregados, los planos han sido liberados para que la Clínica pueda replicarlos si así lo deseara.

Es importante señalar que Nicolás Newton, ingeniero industrial, graduado Fab Academy y colaborador del CIT, realizó con las mermas de madera cuatro bancas, cada una de dos niveles, las mismas que se sumaron al lote de donaciones.